Desde el interior

Bella

Habiéndonos  cuestionado sobre la belleza humana, buscando las claves de lo hermoso, hemos advertido porqué algunos seres vivos son atractivos, en mayor o menor medida, a todos quienes les observan.

Hemos visto que existen estereotipos de belleza cambiantes; definiciones y cánones estéticos generados por el mass media y la publicidad; labios y ojos atractivos como parte de un conjunto que a veces no es tan grato; figuras que fácilmente se identifican con belleza sin necesidad de estímulo previo o adicional; algunos rostros que, analizados en partes, no se acercan a patrones estéticos atrayentes pero, si se observan en conjunto, son hermosos.

Esto y mucho mas puede ser sometido a un muy amplio abanico de consideraciones observando la belleza de una persona radicando en su cuerpo, en su rostro, en su aliño y, en ocasiones, dándonos cuenta de interesantes contrastes motivados por lo que la actitud del sujeto observado nos brinda.

Jóvenes, adolescentes, personas adultas o ancianas… a veces la belleza se deteriora con el paso de los años y, en ocasiones, crece o permanece con el transcurso del tiempo.

Continuemos ahora con el asunto con ideas, referencias, argumentos o comentarios que nos lleven a una consideración mas amplia, ahora mirando hacia el interior y, para ello hagamos uso de una herramienta que nos comunique con la persona mas importante de cuantas conocemos.

Vayamos pues al interior de nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s